Comprueba la autenticidad de los sellos de confianza

El comercio electrónico en España no pisa el freno, según la última encuesta del INE sobre uso doméstico de nuevas tecnologías, una de cada dos personas reconoce haber comprado por Internet alguna vez y más del 34% asegura haber llenado su carrito de la compra digital en los últimos tres meses. Un auge imparable si observamos las previsiones de Adecco que auguran un desarrollo continuado del sector en facturación y ventas además de la generación de entre un 15% y un 20% contratos más que el año pasado. Cifras como estas convierten al sector en uno de los que mayor proyección registra a nivel europeo.

La comodidad, el ahorro de tiempo así como la posibilidad de encontrar precios más económicos que en las tiendas tradicionales son algunos de los motivos que invitan a los usuarios a comprar a través de la red, mientras que en el lado contrario, el de los más reservados, nos topamos con la desconfianza en los procesos logísticos y las dudas sobre si los datos personales que facilitamos serán empleados únicamente en el proceso de compra.

Los establecimientos online ponen todo su empeño en generar seguridad para que comprar a través de la red suponga un valor añadido y trabajan en los aspectos que aportan mayor confianza al usuario como la facilidad para contactar con la tienda, la marca del establecimiento y su reputación online, la clara identificación del vendedor, el diseño de la web y a la cabeza se encuentra la presencia de un sello de calidad. Las firmas de certificación para el comercio online comprueban la profesionalidad de las tiendas y otorgan, en caso de aprobación, un sello o distintivo de confianza. La entidad de certificación digital con mayor implantación en España es Confianza Online cuyo sello ostenta el reconocimiento oficial de la Comisión Europea, el Instituto Nacional de Consumo y la Agencia Española de Protección de datos, una insignia que infiere seguridad al posible comprador ya que certifica que la eCommerce por la que navegamos ha alcanzado los parámetros establecidos y que además es evaluada periódicamente.

Pero como siempre, existe la posibilidad de que algunas páginas se salten las auditorías y empleen el sello sin autorización. Para cerciorarnos de la autenticidad de la certificación, podemos ponernos en contacto con la entidad a la que se hace referencia o incluso comprobar el link del sello que se muestra mediante un logo o distintivo en la web que nos genera dudas. El uso indebido de uno de estos certificados supone un engaño y acarrea serios problemas legales, además de convertirse en un importante varapalo para la reputación online de cualquier empresa. En el caso de Confianza Online, se informa a través de la página web, de la adopción de forma inmediata de las medidas legales pertinentes y de la publicación de los nombres de las tiendas que empleen indebidamente su sello. En este proceso será necesaria una prueba digital con la que demostrar que se han vulnerado los derechos de propiedad intelectual e industrial, para ello recurrimos a la herramienta de sellado de tiempo que, mediante la actuación de un tercero de confianza (una Autoridad de Sellado de tiempo), permite generar una prueba digital sobre cualquier contenido o publicación de Internet con validez jurídica internacional.

¿Te ha gustado este post?

Si te interesa el comercio electrónico, la seguridad o el derecho de internet, déjanos tu correo electrónico y te informaremos cuando publiquemos nuevos contenidos. ¡Es gratis!

terminis

Evidencias digitales y textos legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *