¿Qué no le puede faltar a tu partner logístico?

Comercio electrónico y operadores logísticos van de la mano por lo que si hablamos del crecimiento imparable del primero, poco íbamos a tardar en mencionar el impulso que están viviendo los segundos y más aún con la campaña de Navidad a la vuelta de la esquina. Según los datos que maneja la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en 2015 se registraron en España cerca de 303 millones de transacciones online por valor superior a los 20.000 millones de euros. Si a estas abrumadoras cifras les restamos las compras de entradas de cine y eventos o reservas de viaje, nos quedamos con casi un 30% de productos que requieren envío, de esta forma, resulta incuestionable la importante repercusión que el sector eCommerce tiene sobre las empresas de transporte y paquetería.

Claro ejemplo de este empujón lo encontramos en la española Seur que prevé de cara a la campaña navideña y a sus posteriores rebajas, un aumento del negocio del 20%. Este crecimiento está vinculado, según la propia compañía, al comercio electrónico gracias al cual mueven una media de 350.000 paquetes diarios, cifra que calculan engordar hasta rozar el medio millón en fechas clave como el Black Friday o el Ciber Monday. El desarrollo de Seur se traduce además, en 1.700 contrataciones que se suman a los 500 empleos creados en su fuerza de reparto durante este año.

Uno de los gigantes del comercio electrónico, Amazon, también ha anunciado nuevas incorporaciones. En este caso se trata de más de 1.000 empleados para hacer frente a las compras navideñas en su centro logístico de San Fernando de Henares.

Y para terminar con esta halagüeña lluvia de datos, Randstad, en su previsión anual de contratación con motivo de la campaña de Navidad, pronostica que se generarán alrededor de 338.000 contratos en comercio, hostelería, logística y transporte, lo que supone un aumento del 11,5% respecto a los registros de 2015. Si, finalmente, la realidad confirma estas cifras, la campaña de Navidad de 2016 podría llegar a ser la mejor para la historia de España en términos de contratación.

Pero como no sólo de cálculos alentadores vive el sector eCommerce y junto a él el de logística, en medio de la campaña más exigente del año toca romperse la cabeza para ofrecer alternativas de entrega, reducir los tiempos de envío y mantener los costes porque si hay un comprador exigente ese es el que compra desde su casa. El transporte tiene una influencia directa en la satisfacción y fidelización del cliente, así que nuestro partner no sólo debe garantizarnos la entrega del producto en tiempos ajustados, embalajes adecuados o una excelente atención telefónica, sino que tiene que poder ir más allá, convirtiéndose en un aspecto diferenciador.

El objetivo no es sencillo porque radica en adaptarse, incluso, adelantarse a las necesidades cambiantes del cliente, sin embargo, ofrecer múltiples opciones de logística inversa, drop-points o un seguimiento permanente de la trazabilidad del envío pueden ser buenos estímulos para que el matrimonio eCommerce-Transporte sea duradero y por ende, ventajoso.

¿Te ha gustado este post?

Si te interesa el comercio electrónico, la seguridad o el derecho de internet, déjanos tu correo electrónico y te informaremos cuando publiquemos nuevos contenidos. ¡Es gratis!

terminis

Evidencias digitales y textos legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *