Cómo evitar sanciones y reclamaciones

La eficiencia de las empresas de reparto, tener suficientes productos en stock, las posibles devoluciones o la competencia desleal, son algunas de las inquietudes del sector eCommerce de cara a la campaña de Navidad, según el estudio anual que lleva a cabo Terminis. Pocos sitúan entre sus principales preocupación el mantenimiento y la correcta regulación de los pilares legales que sostienen su comercio online, cuando son, precisamente, las revisiones periódicas las que nos van a permitir evitar sanciones o reclamaciones innecesarias, con el consecuente varapalo que éstas conllevan para el bolsillo del propietario y la reputación online de la marca.

Trabajar en un sector tan cambiante como es el digital exige actualizar la base legal de nuestra página web periódicamente para que tanto emprendedores como consumidores permanezcan protegidos y puedan acceder con facilidad a sus derechos y obligaciones. Esta cara de la moneda puede determinar la suerte de nuestra empresa porque, además de evitar problemas, generamos en el consumidor la confianza que necesita para llenar su carrito de la compra; por este motivo necesitamos un socio especializado que nos permita estar al día de todas las modificaciones que se van realizando sobre la ley vigente y mantener así los niveles de seguridad deseados.

El primer aspecto a tener en cuenta es que el usuario debe estar informado en todo momento sobre las Condiciones Generales de la Contratación y/o del Uso. El incumplimiento de esta obligación, además de importantes sanciones, puede tener como resultado la anulación de los pedidos –todos ellos- en caso de que se considere que el Consumidor no disponía de la información necesaria para llevar a cabo su compra de forma segura y adecuada a la ley.

Antes de pagar…

Cualquier comprador online tiene que poder acceder con facilidad a toda la información detallada relativa a, entre otras, las siguientes materias: idiomas en que podrá formalizar el contrato, pasos a seguir en el proceso de compra, características concretas del bien o servicio ofrecido, vigencia del precio u oferta, gastos de envío en el caso de que existan, impuestos que recaen sobre el producto, medios de pago disponibles y formas de entrega, así como posibles soluciones en el caso de que el pedido sea defectuoso o no satisfaga las necesidades del consumidor; también debemos incluir un formulario u hoja de reclamaciones, entre otros aspectos.

Un truco: si la compra se lleva a cabo a través de una aplicación móvil, se darán por cumplidas estas obligaciones facilitando un enlace que incluya la información requerida; esto te permitirá mantener tus textos legales actualizados sin tener que modificar la aplicación.

Asimismo, todo sitio web debe contener un aviso legal que contenga todas las referencias establecidas en la LSSI, permitiendo, de esta forma, que el comprador conozca quién hay detrás de la eCommerce, entre otros objetivos, y una política de privacidad, que cumpla con la LOPD,  en la que se regulará la forma en que trataremos los datos que recabamos de los clientes o, por ejemplo, de las personas que soliciten información a través del sitio web o de un formulario de contacto. Se nos quedan en el aire algunos ítems que tampoco deben faltar en tu tienda online como el mensaje de aviso si tu negocio utiliza cookies, pero difícilmente podemos abordarlos todos en un mismo post.

Así que a modo de conclusión, desde Terminis te recomendamos que prestes la atención que merecen a los pilares información, transparencia, seguridad y confianza para que tu eCommerce navegue a la velocidad que deseas, ¿cómo?:

  • Mantén tus textos y condiciones legales actualizados para evitar sanciones por incumplir la ley. Pide a un abogado especializado que los redacte o los revise periódicamente, o pídenos un presupuesto para que lo hagamos nosotros.
  • Utiliza sellos de confianza para demostrar que te preocupas por los derechos de tus consumidores.
  • Protege tus textos legales para demostrar que has cumplido con tus
  • Revisa habitualmente el uso que se hace de tu marca en el mercado y antes de denunciar o solicitar la eliminación de contenidos que te puedan perjudicar, genera una evidencia electrónica.

¿Te ha gustado este post?

Si te interesa el comercio electrónico, la seguridad o el derecho de internet, déjanos tu correo electrónico y te informaremos cuando publiquemos nuevos contenidos. ¡Es gratis!

terminis

Evidencias digitales y textos legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *