Caso de éxito, resolución de un contrato de alquiler sin indemnización

Read this post also in: Inglés, Alemán

En el artículo anterior exponíamos, mediante casos reales de uso, el amplio abanico de posibilidades que el empleo de la herramienta del sellado de tiempo ofrecía en el ámbito del sector inmobiliario. Con independencia de la posición que en él se ocupe, la certificación de los contratos y las ofertas publicadas en la red supone un beneficio muy estimable tanto para inmobiliarias, vendedores o compradores.

En el caso de éxito que a continuación expondremos, veremos cómo la certificación de la oferta publicada en una conocida web de compra y alquiler de pisos, permitió al arrendatario resolver el contrato al no cumplir la vivienda con las expectativas generadas en la oferta publicada en dicha página y presentar defectos ocultos.

Nuestro cliente, natural de Madrid, había recibido una oferta de empleo en Barcelona, ciudad en la que se dispuso a buscar una vivienda disponible para alquilar. La casa anunciada en la web se encontraba en el casco antiguo de la ciudad y pese a la antigüedad de la finca,  parecía estar en buen estado. Tras una visita al inmueble que no le dejó del todo conforme, nuestro cliente, tomó la precaución de certificar la oferta publicada en la web a efectos de poder probar lo contenido en ella en caso de que en un futuro se descubriesen defectos hasta el momento ocultos. Después de consultar al propietario sobre el estado de la vivienda y este confirmarle todos los extremos que figuraban en el anuncio, nuestro cliente firmó el contrato de alquiler, en el que se establecía como cláusula, la permanencia en el inmueble por periodo mínimo de 3 años y para el caso de desistimiento del arrendatario el pago de una mensualidad por año de permanencia (o la parte proporcional en caso de desistimiento en periodos inferiores al año)

En este punto es necesario señalar que en el mencionado anuncio dela página web se exponían claramente detalles técnicos respecto al suelo de parqué que reflejaban una supuesta y concreta calidad. De igual modo y de forma inequívoca se informaba que el sistema de fontanería había sido renovado tan solo un año antes siguiendo unos determinados procesos y empleando unos materiales concretos.

Transcurridos nueve meses, los temores de nuestro cliente se hicieron realidad. Las fugas de agua del circuito de cañerías provocaron no sólo humedades en paredes y techos sino que el parqué (que se suponía impermeable) comenzó a abombarse debido a la humedad y a la falta de material aislante. Al contactar con el propietario, este negó haber publicitado tales características referidas al suelo y a los elementos de fontanería, y por tanto argumentaba que si quería resolver el contrato debía abonar la parte proporcional a la indemnización, cerca de 1.600 euros. Por supuesto, en la web de alquiler, el anuncio había sido borrado.

La certificación del anuncio mediante el sellado de tiempo permitió al arrendador demostrar que efectivamente, a fecha de la firma del contrato, el anuncio estuvo publicado con las características concretas que después, se había comprobado no eran ciertas. En base a ello se pudieron alegar vicios ocultos en el contrato de alquiler que permitieron, en última instancia, resolver el contrato sin  obligación de abonar indemnización alguna.

Si desea saber más acerca del sellado de tiempo y su validez jurídica le recomendamos que lea este artículo en el que exponemos de forma clara en que consiste esta técnica y cómo puede empezar a usarla desde ya, de una manera sencilla y económica.

 


¿Te ha gustado este post?

Si te interesa el comercio electrónico, la seguridad o el derecho de internet, déjanos tu correo electrónico y te informaremos cuando publiquemos nuevos contenidos. ¡Es gratis!

terminis

Evidencias digitales y textos legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *