Caso de uso: Incumplimiento de contrato

Read this post also in: Alemán

Antecedentes de hecho

El abogado tenía un Cliente que confirmó su asistencia a un gran evento durante la celebración del mismo el año anterior. Al finalizar dicho evento evaluó el retorno de la inversión y valoró como no interesante la asistencia al evento del próximo año, de modo que informó correctamente a los organizadores con más de 6 meses de antelación.

Al aproximarse la fecha del evento el Cliente recibió una reclamación para el pago por la asistencia al mismo, haciendo oídos sordos a la comunicación de su cliente de no asistir. La suma ascendía a varios miles de euros.

Tras una labor de investigación, el jurista vio que en la web del evento habían publicado la lista de asistentes y su cliente no estaba entre ellos. De modo que rápidamente quiso generar una evidencia electrónica de validez legal con Terminis para dejar constancia de dicho listado y demostrar:

  1. Que la empresa organizadora del evento había recibido la comunicación de su Cliente correctamente
  2. Que dicha empresa había aceptado la no asistencia de su Cliente al evento al no incluirlos en la lista de participantes
  3. Que el evento no contaba con la participación del Cliente, por lo que no existía ningún perjuicio económico

 

¿Qué hubiera sucedido si el abogado no hubiese certificado mediante el sellado de tiempo la lista de asistentes que figuraba en la web de la organizadora?

Como la jurisprudencia señala insistentemente, la validez jurídica como documento probatorio de los datos ubicados en la red, queda supeditada a su certificación técnica realizada por una autoridad competente para tales casos.

 

Inadmisión de oficio

Si el abogado no hubiese empleado la herramienta de sellado de tiempo que Terminis ofrece, es más que probable que la prueba no hubiese sido admitida, es más, sin dicha certificación legal acompañada de la correspondiente monitorización, los datos presentados mediante un “pantallazo” podrían haber sido modificados desde la empresa organizadora durante el periodo de tiempo transcurrido entre la captura de pantalla y su presentación junto con la demanda propiciando la  inadmisión por el juzgado.

 

Impugnación por la parte contraria

Aún en el caso de ser considerado como un medio de prueba admisible de acuerdo con los artículos 299.2 y 299.3 de la LEC, la posibilidad de superar la oposición del abogado contrario es prácticamente nula. En caso de impugnación por la parte contraria, tal y como apunta  el Tribunal Supremo, la carga probatoria pasaría a quien pretenda aprovechar su idoneidad.

 

En este caso correspondería a nuestro abogado, quien tendría muy complicado demostrar sin la correspondiente certificación de los datos en línea exigida en la Ley 59/2003 de firma electrónica, que el contenido de la prueba se corresponde con la realidad. La empresa organizadora podría, por ejemplo, haber modificado la lista publicada en su sitio web de asistentes al evento de ese año, incluyendo al cliente en ella desvirtuando así lo contenido en el soporte material presentado como prueba.

 

En resumen, certifica o da tus pruebas sobre datos en línea por no admitidas.

Sin la certificación legal a través del sellado de tiempo y la exhaustiva monitorización (entre 2 y 15 minutos nuestro procesador de información comprueba automáticamente que los datos registrados no han sido modificados, informando en su caso de cualquier alteración) la prueba hubiese sido tumbada en la audiencia previa.

Es muy importante, como hemos apuntado, tener en cuenta que el documento presentado es susceptible de contener datos o información que ya no se encuentren en la red y que por tanto sin la correspondiente certificación no surtirán efectos probatorios.

¡Realiza ahora tu primera prueba electrónica!


¿Te ha gustado este post?

Si te interesa el comercio electrónico, la seguridad o el derecho de internet, déjanos tu correo electrónico y te informaremos cuando publiquemos nuevos contenidos. ¡Es gratis!

terminis

Evidencias digitales y textos legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *