Validez de la prueba electrónica

La información ubicada en Internet se ha convertido de forma natural y necesaria en el objeto de prueba de muchos procesos judiciales. Las vicisitudes que ésta temática lleva aparejada no han pasado por alto a ojos del legislador, los jueces y el resto de profesionales del Derecho, y sin embargo, a día de hoy existen multitud de criterios y opiniones dispares sobre cómo y mediante qué procesos, es posible o jurídicamente admisible,  certificar un contenido digital.

La materialización de esta nueva clase de información susceptible de ser probada la conforman las capturas de pantalla presentadas en el proceso. Cada día son más las pruebas aportadas en  toda clase de procesos judiciales que emplean como soporte material las capturas de pantalla o “pantallazos”. Pero, ¿Qué sabemos los abogados acerca de ellas y de su empleo como documento probatorio en procesos?, ¿Qué grado de admisibilidad tienen en el juicio? ¿Cómo y con qué argumentos podemos impugnar su falta de validez?

En varios artículos de nuestro blog hemos hablado del asunto así como de las herramientas, tales como  el Sellado de tiempo, que pueden emplearse para transformarlos en medios válidos de prueba.

En este artículo que ponemos a tu disposición y con el que participamos en el Reto2JCF, hacemos un análisis  exhaustivo sobre los aspectos más relevantes relacionados con la certificación de contenidos web y la prueba electrónica que esperamos despierte el interés del lector y pueda aportar algo de luz sobre un tema con un largo camino aún por recorrer.

.

Ir al artículo (1)

terminis

Evidencias digitales y textos legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *