Subida de precios antes de las rebajas

En pleno inicio de la campaña de navidad son muchas las empresas que han sufrido un aluvión de críticas por parte de los consumidores a causa de supuestos descuentos “adulterados”. A través de las redes sociales se ha protestado con vehemencia ante la política llevada a cabo por muchas compañías consistente en, al parecer, subir los precios de determinados productos  los días previos a la breve pero intensa campaña en la que consiste el conocido como Black Friday, que supone el pistoletazo al periodo de ventas de Navidad.

 

 

a - copia (3)

 

 

Tal estrategia tendría como fin último ofrecer un descuento mucho mayor sobre el precio del producto. Las empresas son conscientes de lo enormemente llamativo que resulta anunciar  rebajas del 40%, 50% o 60%, sin embargo ¿Todo vale a la hora de promocionar este tipo de campañas? ¿Hasta qué punto las empresas pueden hablar de rebajas, si el precio que figuraba en sus catálogos hace unas semanas es muy similar al que ahora ofrecen bajo un supuesto descuento? ¿Pueden los consumidores reclamar o exigir de alguna forma que el descuento sea aplicado sobre el precio “original” del producto?

Obviamente las empresas se defienden alegando que el incremento de precios no tiene relación alguna con la fecha señalada. Es el caso de la compañía alemana Media Markt, una de las más afectadas por las críticas a través de la red social Twitter. Los usuarios han empezado a colgar imágenes sacadas de la tienda online de la compañía en las que se puede apreciar de manera muy visual este incremento de valor (en algunos productos de hasta el 50%). La persona encargada de la comunicación a través de redes sociales de la empresa se ha apresurado a afirmar que las variaciones en los precios de sus productos son debidas a fluctuaciones típicas de la economía de mercado y que, en ningún caso, tienen que ver con la proximidad de la campaña del Black Friday.

La asociación de consumidores FACUA, es tajante a la hora de tratar este tipo de supuestos: Si esto es así (si el incremento de precios previo a la rebaja se produce), se estaría infringiendo la normativa, por lo que si puedes probar que el comercio lleva a cabo estas prácticas para dar apariencia de legalidad a sus rebajas puedes denunciarlo en el Servicio de Consumo para provocar una inspección.

Si estás pensando en reclamar por unas malas prácticas llevadas a cabo en este sentido, desde Terminis te recomendamos que certifiques  la oferta objeto de controversia por tan solo 14 euros. Para ello simplemente copia la dirección URL de la página web donde figuraba el producto antes de experimentar el incremento de precio y pégala en nuestro sistema. Haz lo mismo con la web donde figura el mismo producto, justo antes de que le sea aplicado el descuento. De esta forma podrás demostrar fehacientemente que la empresa vulneró tus derechos como consumidor y servirá como prueba susceptible de ser presentada en un proceso judicial, en caso de que quieras instar una inspección desde el Servicio de Consumo. Por otro lado, si tu empresa no vulneró los derechos de los consumidores pero observas como estos afirman lo contrario, registra, de la misma manera, tus URL y publica ambas ofertas con el sello de confianza que en Terminis te proporcionamos.

La mejor forma de mantener una competencia y un trato al consumidor sanos es garantizar que los mecanismos a través de los cuales se manifiesta son seguros y adecuados a la normativa vigente.

 


¿Te ha gustado este post?

Si te interesa el comercio electrónico, la seguridad o el derecho de internet, déjanos tu correo electrónico y te informaremos cuando publiquemos nuevos contenidos. ¡Es gratis!

 

terminis

Evidencias digitales y textos legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *