¿Cómo certificar la competencia desleal?

Read this post also in: Alemán

El Caso y los hechos

En el presente caso, nuestro abogado tiene un cliente propietario de una empresa que comercializa en exclusiva unos aparatos eléctricos específicos.

Uno de sus comerciales se fue de la empresa y firmó un contrato con la competencia. El cliente de nuestro abogado, descubre que el comercial se ha llevado datos de los clientes y que través de la nueva empresa intenta venderles dichos aparatos eléctricos. Nuestro abogado, sabiendo que la promoción de dichos productos iba a realizarse a través de la web de la empresa accede a la misma y descubre que acaban de introducir un nuevo apartado en ventas de este tipo de aparato, que hasta el momento nunca habían comercializado.  Todos los indicios apuntaban a que efectivamente el empleado, contraviniendo las leyes mercantiles que pesaban sobre su contrato con la empresa originaria, estaba llevando a cabo unas prácticas de legalidad dudosa. ¿Cómo certificar la competencia desleal?

Rápidamente, y a tenor de lo comentado, se pone bajo seguimiento la página web del competidor a través de Terminis, ayudándoles a presionar junto con un burofax y un requerimiento a que abandonen estás prácticas de competencia desleal.

Las ventajas de emplear la certificación online o sellado de tiempo

La certificación mediante el sello de tiempo de que esos productos efectivamente figuran en la página web de la empresa podrá ser aportada en un procedimiento judicial teniendo la consideración de documento privado y con las garantías legales que la doctrina ha venido otorgándole en los últimos tiempos.

Asimismo, en el caso de que la empresa infractora decidiese retirar de su web las ofertas publicadas, el sistema de Terminis avisaría no sólo de en qué momento exacto se borró la oferta sino de qué contenido fue suprimido o modificado. Esto cobra una especial relevancia a efectos de demostrar el periodo de tiempo en el cual la oferta estuvo vigente en la web.

En definitiva, esta aplicación del sellado de tiempo va a permitir por un lado presionar a la empresa infractora para que retire la oferta y demandar en su caso al comercial que infringió las cláusulas de exclusividad derivadas de  su contrato originario.

 

 


¿Te ha gustado este post?

Si te interesa el comercio electrónico, la seguridad o el derecho de internet, déjanos tu correo electrónico y te informaremos cuando publiquemos nuevos contenidos. ¡Es gratis!

terminis

Evidencias digitales y textos legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *