Cómo detectar infracciones de derechos de propiedad intelectual e industrial en internet (Parte 1)

Read this post also in: Alemán

Cada día los derechos de propiedad intelectual e industrial de millones de obras son infringidos en el mundo, sin que sus autores lo sepan. Fotografías, vídeos, textos, imágenes, canciones, marcas, logos y casi cualquier tipo de creación y de obra registrada es susceptible de ser plagiada o utilizada sin el consentimiento de su autor o creador.

Estas infracciones no sólo constituyen una pérdida económica para los propietarios de los derechos y un enriquecimiento injusto para los infractores, sino que pueden provocar importantes efectos negativos en el posicionamiento y la reputación de los sitios web donde se publicaron originalmente, dado que los buscadores penalizan los contenidos duplicados y no pueden conocer a priori quién creó la obra original.

La lucha contra las infracciones de derechos de propiedad intelectual e industrial se desarrolla en ámbitos muy distintos: desde los profesores que intentan evitar el plagio en los trabajos de sus alumnos hasta los titulares de los derechos de libros, canciones o películas que solicitan el cierre de las páginas de descargas.

Cualquier procedimiento de defensa de estos derechos tiene cuatro fases claramente diferenciadas:

  1. Detección de la infracción
  2. Generación de las pruebas de la infracción
  3. Solicitud de eliminación del contenido
  4. Reclamación de daños y perjuicios

En este artículo queremos concentrarnos en la importancia de la detección de los contenidos infractores, dado que si no conocemos la existencia de un contenido ilícito, nos será imposible reaccionar y adoptar las medidas necesarias para proteger nuestros derechos.

Aunque suelen ser los titulares de los derechos quienes velan por su protección y la identificación de las infracciones, los despachos de abogados están empezando a implantar soluciones que permiten llevar a cabo dicha identificación, para ayudar a sus clientes a proteger mejor sus derecho.

 

¿Cuáles son las infracciones más habituales?

A continuación analizamos los cuatro tipos de infracciones de derechos de propiedad intelectual e industrial más habituales que se producen en internet y algunas de las herramientas que podemos utilizar para detectarlas:

 

  • Imágenes

El plagio de imágenes –fotografías, logos, infografías, diseños, incluso firmas- es, probablemente, uno de los más sencillos de implementar, dado que basta con copiar o descargar esa imagen de la página web original y copiarla o publicarla en el sitio web infractor (dependiendo del gestor de contenidos o CMS).

Esta infracción no suele requerir una maquetación o modificación y puede llevarse a cabo en unos pocos seguros.

Actualmente existen varios sistemas que permiten hacer una búsqueda inversa de imágenes, entre los que destacamos tineye.com o el propio servicio de Google Images.

Ambos sistemas funcionan de forma similar: basta con que introduzcamos un archivo con la imagen o la dirección en la que está alojada para que el sistema inicie una búsqueda en millones de sitios web y nos indique en cuáles se encuentra publicada.

TinEye

 

Google Images

  • Textos

Como hemos visto el plagio de contenidos escritos constituye un enorme problema para los sitios web basados en la publicación de textos (noticias, contenidos personales, experiencias, preguntas y respuestas, etc.).  También en el entorno académico la utilización de textos ajenos resulta, por desgracia, frecuente, aunque existen herramientas que permiten detectar estos plagios, como turnitin.com o el proyecto PAN promovido por la Universidad de Weimar.

Por supuesto, podemos utilizar los buscadores habituales –google, bing, yahoo- para encontrar secuencias de textos idénticas en páginas web o archivos de texto como .docs o .pdfs.

Finalmente podemos encontrar sistemas como Copyscape que permiten hacer la búsqueda, no sólo de un texto determinado, sino del conjunto de los textos publicados en nuestro sitio web, de una sola vez, lo que resulta especialmente útil para páginas web que nunca han implementado este tipo de herramientas.

Captura de pantalla (30)

 

  • Vídeos

A pesar del enorme desarrollo que el vídeo está teniendo actualmente en internet, especialmente con fines promocionales y como canal para distribuir contenidos, la detección de este tipo de contenidos es, posiblemente, uno de los campos menos desarrollados en la actualidad.

A pesar de ello, sistemas propietarios como Youtube disponen de sus propios algoritmos de detección que permiten identificar imágenes, vídeos y sonidos o música protegida por derechos de autor, de forma que, o bien pueden evitar de forma prácticamente inmediata su publicación o permitirla sin que el creador del vídeo obtenga un rendimiento, incluyendo, además, los créditos necesarios, todo ello dependiendo del acuerdo que tenga el autor original con el medio.

 Youtube

 

  • Marcas

Muchas marcas buscan que los medios y otros sitios web hablen de ellos; la publicidad y la comunicación, en esencia, tienen como finalidad conseguir este efecto que permita a las empresas diseminar su mensaje y conseguir que los clientes conozcan sus productos y servicios y su propuesta de valor.

Sin embargo, no cualquier uso de una marca es positivo para sus titulares y existen muchos ejemplos en los que este uso puede inducir a confusión acerca de la procedencia de un producto o servicio o, incluso, sobre la participación o promoción de una oferta, promoción o evento por parte de una marca que no tiene ninguna vinculación, ni interés en que se produzca, con los efectos negativos que ello comporta.

Las marcas, como signos distintivos, suelen estar compuestas por un elemento denominativo (texto) y un elemento gráfico (logotipo, imagen). Podemos buscar cada uno de estos elementos por separado o utilizar herramientas sencillas de escucha activa, como Google Alerts, Mention o, incluso, Tweetdeck para trazar la aparición de nuestras marcas en páginas web o redes sociales.

Captura de pantalla (32)

 

 

Captura de pantalla (33)

 

Como hemos dicho anteriormente, la detección de infracciones en internet es solo un primer paso, imprescindible pero no suficiente, para proteger nuestras obras y contenidos en internet.

El siguiente paso, también imprescindible, es preconstituir o generar una prueba que nos permita acreditar la infracción incluso después de su eliminado. La solución óptima para este caso es Terminis, que permite a cualquier usuario crear esas evidencias basadas en mecanismos forenses a través de internet en apenas unos segundos, con validez internacional.

¿Quieres saber más sobre cómo generamos nuestras evidencias electrónicas? Haz click aquí.


¿Te ha gustado este post?

Si te interesa el comercio electrónico, la seguridad o el derecho de internet, déjanos tu correo electrónico y te informaremos cuando publiquemos nuevos contenidos. ¡Es gratis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *