Me insultan en Facebook ¿Qué puedo hacer?

Read this post also in: Inglés, Alemán

Insultos en la red de redes

Las vejaciones, coacciones, injurias y calumnias, aunque no gozan de la misma notoriedad en los medios de comunicación que otros delitos más graves, son sufridas  día a día para muchas personas en la red social por excelencia. Me insultan en Facebook ¿Qué puedo hacer?. Esta es por desgracia una de las búsquedas más comunes relacionadas con la mencionada red social. Todas las figuras delictivas que hemos mencionado en muchos casos están relacionadas entre sí y son comúnmente englobadas en la categoría de “insultos” y provocan la mayoría de controversias graves entre los usuarios de la plataforma.

Vida en la red y el día a día

En la actualidad vivimos en dos planos interrelacionados, por un lado nos encontramos con nuestra realidad física y por otro con nuestra “vida virtual”. Numerosos estudios sociológicos vienen demostrando que lo que nos sucede en ambas esferas nos afecta de un modo similar, tanto si lo que en ellas nos ocurre es positivo o negativo. A nadie le extrañaría que una persona se encontrase con la moral por los suelos o tuviese tendencias depresivas si, cada vez que saliese a la calle, un grupo de personas la increpasen con una saña atroz. Pues algo similar pasa con aquellos usuarios que se encuentran en la tesitura de cada vez que acceden a su perfil han de enfrentarse a agresiones verbales, que insistimos, en muchos casos son constitutivas de delito y que afectan a una importante parcela de su realidad.

Primero: Para saber a quién dirigirte es necesario que tomes conciencia de quién es el propietario de tus datos. En este caso Facebook, con su política de privacidad y sus condiciones de uso, se conforma como la depositaria de tus datos (y de los del perfil acosador) por lo que es la compañía la que, en primera instancia puede decidir si elimina o no la cuenta de la persona que te acosa.

Segundo: Pon en conocimiento de la red social la situación. Se dará uno de estos tres escenarios;

  • La cuenta de la persona que te insulta será borrada así como sus mensajes
  • Recibirás un mensaje automático en el que te indicarán que revisarán el caso y tomarán las acciones que crean necesarias.
  • Facebook te indicará que, a tenor de sus términos y condiciones, esa persona que te está acosando se encuentra amparada por el derecho de libertad expresión. Por desgracia esta suele ser la respuesta más común.

Tercero: En el caso de que Facebook desoiga tu petición o se justifique como hemos visto anteriormente, puedes presentar una denuncia ante los juzgados. En el caso de que el juez considere que los hechos pueden ser constitutivos de delito se abrirá una investigación. El juez remitirá un escrito a la red social solicitando que aporte los datos relativos a la identidad de la persona que se ubica tras el perfil de Facebook desde el cual se vierten los insultos o amenazas. El problema aquí radica en que, según la legislación actual, Facebook (y muchas otras redes sociales) no tienen obligación alguna de facilitar esos datos, y en general, son reticentes a colaborar con las autoridades salvo casos de reconocimiento público o especial gravedad.

La prueba digital como medio para acabar con el acoso

Una alternativa al proceso judicial que puede dar resultados más inmediatos consistiría en certificar los mensajes amenazantes o insultantes a través de Terminis. Nosotros nos encargamos de generar una prueba con validez legal (por lo que en cualquier caso te servirá como prueba si finalmente has de acudir a la justicia) que te permitirá dirigirte al acosador, advirtiéndole de que si no detiene su actividad, tú dispones de una certificación sobre sus insultos y de nada le servirá borrarlos posteriormente pues nuestra prueba electrónica da fe de que ese acoso se produjo en un momento concreto en el tiempo por un perfil determinado (acosador) hacía tu persona (la víctima). Si quieres saber más sobre las evidencias o pruebas electrónicas te invitamos a que te informes aquí.

Pero sin duda el principal consejo que podemos darte es que en cualquier caso actúes ante este tipo de situaciones. Sin la voluntad de defenderte y poner fin a la agresión el acosador continuará con los insultos y es probable que aumente la intensidad y frecuencia de los mismos. Como decíamos al principio debemos tomar consciencia de que nuestra vida en la red comienza a ser tan importante como la del mundo real y por ello debemos defendernos de igual forma ante situaciones de abuso, se produzcan en la calle, en el trabajo o en una red social.

 

 


¿Te ha gustado este post?

Si te interesa el comercio electrónico, la seguridad o el derecho de internet, déjanos tu correo electrónico y te informaremos cuando publiquemos nuevos contenidos. ¡Es gratis!

terminis

Evidencias digitales y textos legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *