Modificaciones en la ley de Consumidores y Usuarios que afectan al comercio electrónico.

La reciente modificación de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios ha pasado desapercibida para muchas empresas de comercio electrónico que están directamente afectadas por ellaPor ello hoy hacemos un repaso de algunos de los cambios que incorpora y de las consecuencias que tiene para las empresas que desarrollan actividades de B2C:

  • Uno de los principales cambios afecta al derecho de desistimiento: ahora las empresas que ofrezcan productos o servicios a consumidores deberán incorporar un formulario
    normalizado que el consumidor podrá utilizar opcionalmente. Asimismo, el plazo para ejercer el derecho de desistimiento (devolución incondicional) se amplía de
    7 días hábiles a 14 días naturales. Las empresas que no puedan demostrar que el usuario fue correctamente informado en el momento de la contratación, estarán obligadas a aceptar la devolución de todas las compras durante un período de 12 meses.
  • De forma general se amplían y refuerzan los elementos sobre los que es necesario informar de forma previa, tales como la existencia y condiciones de las garantías legales y comerciales, los servicios postventa, las posibles restricciones de suministro o las modalidades de pago aceptadas.
  • Los proveedores de contenidos digitales deberán informar en las condiciones de contratación de las distintas formas de utilización del mismo y de cualquier limitación técnica, como sistemas de DRM o restricciones geográficas, temporales o de dispositivos.
  • En los procesos de compra, la empresa deberá indicarse de modo claro y legible al inicio si se aplica alguna restricción de suministro y cuáles son las modalidades de pago que  se aceptan.
  • Cuando la realización del pedido implique el pago de una cantidad como contraprestación por el servicio o producto solicitado, el botón de pedido debe contener la expresión “pedido con obligación de pago” u otra expresión análoga y que ofrezca claridad, como “pagar”. El uso de expresiones genéricas como “aceptar” o “adelante” quedan, por tanto, prohibido.
  • En el caso de cobro por el uso de medio de pago utilizado al realizar el pedido, sólo se puede cobrar el coste real soportado.
  • Los usuarios deberán obtener una clave identificativa para cada reclamación, además de  enviar  un  justificante  escrito por medio del  correo electrónico.
  • Todo pago adicional deberá ser expresamente aceptado por el consumidor con carácter previo a su cargo.
  • El coste de la devolución en caso de desistimiento correrá por cuenta de la empresa, salvo en caso de que demuestre que el consumidor conocía y aceptó hacer frente a dicho coste al contratar.

La nueva norma obliga a las empresas de comercio electrónico a implantar medios técnicos que les permita demostrar el cumplimiento de sus obligaciones de información en el momento de la contratación y establece graves sanciones y consecuencias negativas para las empresas que no las implanten, como la ampliación de los plazos de desistimiento, la imposición de los gastos de devolución o la imposición de sanciones.

Terminis permite monitorizar y certificar el contenido de tus textos legales, para que puedas demostrar el cumplimiento de tus obligaciones de información y la aceptación de tus condiciones por tus clientes en todo momento.

Evitar sanciones y reclamaciones y reducir tus riesgos legales con Terminis es muy fácil: sólo tienes que introducir la dirección de la página web en la que aparecen tus textos en www.terminis.com y nosotros los mantendremos registrados y  certificados durante el tiempo que necesites.


¿Te ha gustado este post?

Si te interesa el comercio electrónico, la seguridad o el derecho de internet, déjanos tu correo electrónico y te informaremos cuando publiquemos nuevos contenidos. ¡Es gratis!

terminis

Evidencias digitales y textos legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *