6 consejos para redactar tus Términos y Condiciones y garantizar una venta online segura

La contratación o venta a distancia ofrece muchas ventajas al vendedor pero también es necesario  que sepa transmitir confianza y seriedad a sus clientes. A falta de la imagen física, la información de los Términos y Condiciones son la mejor carta de presentación de una empresa online.   

Considerados por muchos los grandes olvidados del comercio electrónico, los textos legales que regulan tu relación con tus usuarios y clientes son, probablemente, el apartado más importante de tu página web, ya sabes: Política de Privacidad, Términos y Condiciones, Aviso Legal y Cookies.

No nos cansamos de repetir que las condiciones generales son los nuevos contratos. Gracias –entre otros muchos factores- al comercio electrónico, ahora no es necesario leer y firmar larguísimos contratos, sino que es suficiente con acceder a un sitio web y aceptarlos. A partir de ese momento, cuando coincide la propuesta de textos generales y su aceptación por parte de un usuario, tus condiciones (¡tu contrato!) se considerarán aceptadas por ambas partes.

Sin embargo, muchas empresas no prestan atención a estos textos y mantienen condiciones legales desactualizadas, que hacen referencia a leyes antiguas o inexistentes, o simplemente traducen textos de sitios web de otros países que no tienen nada que ver con el nuestro.

¿Es esa la imagen que quieres dar a tus clientes?

Tus textos legales son la representación de tu imagen antes los ojos del consumidor, por ello debemos cuidar con mimo su contenido y su redacción si queremos evitar problemas legales.

 

Antes de redactar tus textos legales, piensa:

  1. EN QUÉ CONSISTE tu negocio, defínelo, reflexiona y escribe qué es y cuál es su propósito principal. Piensa qué problemas se puede encontrar tus usuarios y aporta explicaciones; además deberías explicar qué no hace tu web para solventar confusiones
  2. CÓMO OFRECEMOS el servicioes importante explicar la forma en la que lo prestamos. Señala todos los pasos que deben hacer la compra y los compromisos u obligaciones que les supone, como el registro, forma de pago, envíos, devoluciones,  etc.
  3. RESPONSABILIDAD frente a los problemas que puedan surgir con el servicio o producto. Aporta transparencia y plasma todos aquellos inconvenientes que puedan surgir y establece los pasos a seguir o las vía de comunicación que les aportas para solucionarlos en caso de ocurrieran.
  4. CLARIDAD. Escribe en un tono  coloquial y cercano, no debe parecer distante ni autoritario. Explica con todo detalle tus responsabilidades y las que no aceptas en ningún caso.
  5. REVISA  la redacción,  ortografía y gramática, ofrécelo  a otra persona para que lo lea y te dé su opinión.
  6. CUMPLE LA LEY. Las leyes cambian y tus textos legales tienen que cambiar con ellas. Por ejemplo, algunas leyes te obligan a facilitar determinada información a tus clientes y establecen sanciones en caso de incumplimiento, como la ley de defensa de consumidores (más información aquí). Te recomendamos que acudas a un abogado para que los analice e informe de tus obligaciones y las consecuencias de no cumplirlas.

 

La transparencia hacia tus usuarios te permitirá diferenciarte de la competencia y ganar confianza. En Terminis sabemos de la importancia de estos contenidos y sus posibles repercusiones legales ante  imprevistos y por ello  recomendamos que protejas y certifiques tus textos legales para que puedas demostrar en cualquier momento el contenido  de tus condiciones; así evitarás sanciones y reclamaciones.


¿Te ha gustado este post?

Si te interesa el comercio electrónico, la seguridad o el derecho de internet, déjanos tu correo electrónico y te informaremos cuando publiquemos nuevos contenidos. ¡Es gratis!

 

terminis

Evidencias digitales y textos legales

Una idea en “6 consejos para redactar tus Términos y Condiciones y garantizar una venta online segura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *